EL SINSENTIDO

12/06/2017

 

Los médicos son los profesionales que más regalos reciben. Los premiamos por “curarnos”. Acertaron con el diagnóstico, con el tratamiento del mal, con el remedio que alivió el dolor. No nos vemos compelidos a comprarles algo para agradecer que nos mantuvieron sanos, libres de enfermedades. Les agradecemos el ataque a los efectos, no la prevención de las causas. En Inglaterra, lo que aquí llamaríamos menos de familia, tienen un sistema de premios por el cual cobran más conforme menos gente se enferme.
Así somos. ¿Por qué el sistema de transporte iba a actuar distinto? Mientras los colectivos circulaban, pocos reparaban en que las autoridades hace décadas que no encaran un proyecto serio al problema del transporte urbano, que no tomaban las medidas precautorias ante la creciente disputa de poder interna en el gremio de los choferes. A nadie le interesaba que UTA hubiese sido intervenida y que por debajo se fuera generando un caldo de cultivo para el surgimiento de dirigentes consensuados por sus bases. Ni hablar de la falta de preocupación absoluta por trabajar sobre un sistema justo y lógico para la remuneración del sector. 
Entonces, ¿por qué nos alarmamos tanto cuando toda esa negligencia, complicidad o como quiera llamársele, estalla? Es sólo una consecuencia de lo que se hizo mal, o directamente no se hizo, y a lo que nadie le llevó el apunte.
Ahora es tarde. Hay que parar la gangrena. Amputar lo menos posible. 
Discépolo lo dijo hace ochenta años sin tanto rebusque: “el que no llora no mama y el que no afana es un gil”. Mientras esa siga siendo la cultura imperante (y nunca dejó de serlo), seguirá habiendo utas y municipalidades y provincias y etcéteras a los que les importe un pito solucionar las cosas de una buena vez.

Please reload

Entradas destacadas

Turquía | Argentinos en el mundo

March 15, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square